Formación de físicos médicos para un mejor tratamiento del cáncer

La Asociación Latinoamericana de Física Médica (ALFIM) ayudará a difundir y aplicar las guías para el establecimiento de programas de formación académica y entrenamiento clínico para físicos médicos en América Latina

Logo de Factor México

Fuente: Organización Internacional de Energía Atómica (IAEA, por sus siglas en inglés)

Fotografía: G. Ferraris, Centro de Radioterapia Deán Funes, Argentina

Las nuevas guías dedicadas al establecimiento de programas de formación académica y entrenamiento clínico de físicos médicos en América Latina responden al objetivo de ayudar tanto a los profesionales como a los pacientes.

Los físicos médicos con preparación clínica son expertos sumamente especializados que se ocupan, entre otras cosas, de la garantía de la calidad del equipo de medicina radiológica, la planificación de los tratamientos y la determinación de las dosis que se han de administrar a los enfermos de cáncer. Estos especialistas, reconocidos como profesionales de la salud en las normas de seguridad del OIEA (Protección radiológica y seguridad de las fuentes de radiación: Normas básicas internacionales de seguridad), cumplen una función básica dentro de los grupos de medicina radiológica para garantizar la seguridad, calidad y eficacia de los procedimientos terapéuticos y de diagnóstico por la imagen.

El OIEA ha venido ayudando a las autoridades nacionales a instaurar programas de entrenamiento clínico acordes con las mejores prácticas internacionales, promoviendo fórmulas sostenibles de dimensión regional como las que anteriormente ya se pusieron en práctica en Asia y el Pacífico y África. Las nuevas guías regionales para América Latina, elaboradas por expertos como parte de un proyecto de cooperación técnica del OIEA y publicadas en español a principios de noviembre de 2021, harán más sostenibles los programas de enseñanza dirigidos a los físicos médicos de la región.

“Las guías fueron concebidas para que se adaptaran a los diferentes contextos y circunstancias locales de América Latina”, explica Giorgia Loreti, técnica de capacitación en física médica del OIEA y responsable técnica del proyecto. “El elemento central es la armonización. Cabría la posibilidad, por ejemplo, de instaurar fórmulas de colaboración entre varios hospitales de uno o más países para impartir programas de entrenamiento clínico que ofrezcan el conjunto completo de competencias”.

Las guías contienen recomendaciones para la enseñanza académica de posgrado, seguida de un entrenamiento clínico estructurado en tres especialidades de física médica: radioncología, radiología de diagnóstico y medicina nuclear.

Para trabajar de manera independiente y conforme a las más exigentes normas profesionales, un físico médico debe adquirir una serie de competencias, que las guías para América Latina cifran en nueve para las especialidades de radioncología y medicina nuclear y en ocho para la especialidad de radiología de diagnóstico. Las guías también ofrecen modelos específicos para facilitar la elaboración de programas.

“La Asociación Latinoamericana de Física Médica (ALFIM) apoyará la difusión y aplicación de las guías en la región”, explica Sandra Guzmán, física médica del Centro de Radioterapia de Lima (Perú). “Para la ALFIM fue una gran satisfacción aprobar las guías, que ayudarán a promover y armonizar la enseñanza en la materia y la capacitación de los físicos médicos en nuestra región”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s